Pasando los años contigo

pasando

Pasando los años tú rostro se volvió menos rígido, tú manera de ser cambio y eras más alegre. Con el pasar del tiempo jugaste más porque la vida te dio la oportunidad de volver hacer niño nuevamente.

Apasionado vivías cada minuto, con tú taza de café recibías el amanecer de un nuevo día y lo despedías bailando tú música favorita en compañía del amor de tú vida. Vi en ti al hombre sabio que siempre iba por lo que quería y eso, con nosotros a tú lado. Porque tu gran tesoro era tu familia y donde ella no cabía, era un lugar donde no querías estar.

Pasando los años y la familia creció, y con ellos el amor para cada uno de sus miembros. La distancia no era una escusa para no ser alguien en la vida de los más pequeños, hasta incluirte en sus travesuras. Nos llenaste de amor, enseñanzas y alegrías; desde cocina hasta como recoger frutos de una planta cultivada por uno mismo.

Ál día de hoy los recuerdos van y vienen como la marea. Era mejor tenerte conmigo, pero la vida tenía sus propios planes. Hoy veo el amanecer con mi taza de café en mano y se que lo estas disfrutando junto a mí.

¿Te gusta?, compártela. ¿Tienes preguntas?, escríbeme o deja un comentario. Quiero saber de ti…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *