Un año que se fue…

año que se fue...

Un año que se fue, 365 días que no volverán y es difícil no ponernos a pensar en esos días. No sé si tu al igual que yo has decidido comenzar el año nuevo haciendo una retrospectiva de las decisiones y acciones tomadas.

Espero que hayan vivido cada día como si fuera el ultimo. Me han dicho en varias ocasiones que no tengo filtro y que cuando no lo digo con palabras se reflejan en mi rostro, creo que por eso no tengo muchos amigos, pero de algo estoy segura nunca digo nada que de verdad no sienta.

Y este año ha sido igual, cada día lo he utilizado para hacer lo que de verdad me llena, ¿y tú? ¿Qué has hecho? ¿De cuantas decisiones te arrepientes? o ¿Qué dejaste de hacer?

Eso es lo bueno del comienzo de cada año, te auto analizas y tomas la determinación de completarlo, pero no cualquier día. Escríbelas y colócale fecha, eso lo hará más real y sobre todo cúmplelas.

Con este año que culmina hoy, he aprendido mucho de mi y de las personas que me rodean. Crecí, crecí mucho. Hice cosas que nunca pensé hacer y e dado segundas oportunidades. Quien dijo que a la primera todo es mejor. Mejor es cuando llegas a la cúspide sin importar el tiempo que te tomo y este tiempo es el de sacudirnos y seguir escalando.

Como una vez escuche que de los cobardes no se escribe nada, así que, aunque tus piernas te tiemblen o te vibre la voz como a mi cuando comienzo a hablar en público. No te detengas, es un año nuevo con fuerzas y metas nuevas.

Si te gusta esta publicación, compártela. Si tienes preguntas, escríbeme o deja un comentario. Espero saber de ti…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *