Ultraje del que soy fruto

ultraje
Cada cosa buena se mezcla para algo mejor.

Soy fruto de un ultraje, donde vinieron ondeando banderas de paz y sólo trajeron desolación. Civilización y conocimiento nos regalaron con su llegada, regalo que ya disfrutábamos desde hacía años. Se crían dioses, por que vinieron a dar, pero nada es gratis en esta vida cuando fue más lo que se llevaron de regreso a su hogar.

Años tras años con el mismo cuento, tapando el robo, el ultraje y el deplorable comportamiento de una sociedad que vino a “salvar” a unos indígenas. Aunque el tiempo transcurrió y nada se hizo para impedir la explotación, burla y aniquilación de una raza que su único error fue confiar, pero hoy que estamos haciendo por las sociedades que están padeciendo lo mismo. El pasado no lo podemos cambiar, pero el presente se construye con las decisiones que apoyamos. No permitamos que el ultraje se repita.

Si te gusta esta publicación, compártela. Si tienes preguntas, escríbeme o deja un comentario. Espero saber de ti…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Related Post