Obsesión secreta

obsesión

Que obsesión tenemos de siempre pensar en los demás a la hora de tomar una decisión crucial para nosotros. Les gustará mi cabello recogido o suelto, pensamos a la hora de prepararnos para salir. ¿Como irán vestidos los demás?, les gustará mi estilo, sobre saldré como todos. Si me ven pidiendo ayuda, ¿qué pensarán de mí?

Es irónico pensar que nos detengamos a hacernos esta pregunta en cada momento. Los demás viven envueltos en sus propios problemas y dilemas para estar pendientes de nosotros.
Esta obsesión nos detiene a actuar, así que aquí les menciono tres maneras para bloquear el deseo de tomar en consideración cualquier opinión que no sea la suya propia.

Primeramente, las modas vienen y van, y hay algunas que no son muy agradables a la vista. Así que ponte los jeans que te gustan, aunque tengan 10 años contigo. Nadie dijo que debes estar estrenando ropa todas las semanas. El medio ambiente también te lo agradecerá.

Lee todos los libros que desees, aunque te miren como caída del espacio. Es bueno ser poco común, pero muy especial. Todos somos distintos, aprende a querer tu rareza y sacarle brillo, así te verán mejor.

Para terminar sonríe, no para que ocultes tu mal humor o para que te vean bien, sino para que vivas la vida feliz y esto nos hará ver el lado positivo de las cosas. Por qué, aunque no lo creas todas las cosas tienen algo bueno. Así que es bueno estar serio, pero también tómate tu tiempo para sonreírle a la vida y demostrarle que estás empecinada en alcanzar tus sueños.

Si te gusta esta publicación, compártela. Si tienes preguntas, escríbeme o deja un comentario. Espero saber de ti…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *