Soy puertorriqueña

puertorriqueña

Soy puertorriqueña porque provengo de una islita en el caribe donde la piel tiene tonos variados y las sonrisas genuinas. Donde el arroz con habichuelas se come de desayuno, almuerzo y cena. Nací con el sabor corriendo por mis venas, el baile en las piernas y una plenera en el brazo.

Soy puertorriqueña, aunque haya nacido en otra latitud, inculcaron en mi la cultura y las tradiciones de mis ancestros. Provengo de MIGRANTES, personas que la crisis económica, la calidad de vida y el gobierno les dio la espalda. Buscando un mejor porvenir dejaron su isla, su familia y parte de su corazón en las playas de Puerto Rico. Hija de hombres y mujeres orgullosos de su Tierra, orgullo que me fue inculcado al nacer.

Soy puertorriqueña sin importar el suelo que me vio crecer ni la bandera que me cobija. Para ser Puerto Rico no hace falta nacer en su tierra, solamente tienes que enamorarte de ella y defenderla.

Si te gusto este artículo, compártelo. Si tienes preguntas, escríbeme o deja un comentario. ¡Quiero saber de ti!

2 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba