Palabras

palabras

Con cada una de sus palabras me voy rompiendo, y con cada silencio también. Las lágrimas resbalan por mi rostro cargadas de frustración e ira.
En qué momento dejé que todo me afecte, y me impida mandar a todos a la mierda. Una convivencia insana que me tiene al borde de la locura.

Cada una de sus palabras va quebrando la roca de mi paciencia como el agua, haciendo trizas mi percepción y estima. Una explosión de emociones es el producto de tan peligrosa mezcla, pero al final sigue siendo mi culpa por tan deplorable conducta y trae la nostalgia de los momentos felices.

Al final, luego de todo, un rayo de luz se asoma. Nuevos sueños y metas se presentan en mi horizonte, pero solo es cuestión de tiempo para que todo vuelva a comenzar haciendo que el espíritu se deteriore cada vez más con cada intento de resurgir.

¿No lo conocías?, es la pregunta de todos. Eso creía, la contestación a cada uno de ellos. Esto no debe ocurrir de ninguna manera y menos después de varios años juntos.

Si te gusta esta publicación, compártela. Si tienes preguntas, escríbeme o deja un comentario que con gusto contestaré. Quiero saber de ti…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Related Post