Se agotaba el amor en el parque

agotaba

Conducía rápido el tiempo se agotaba. Se detuvo en la entrada lo beso en la frente y lo animó para que bajara. A él no le gustaba llegar tarde, pero ella no era Wonder Woman.

Habían pasado 3 años desde que sus vidas habían cambiado, sus padres ya no estaban juntos y creyó en las promesas de que la relación con él nunca cambiaría.

Ahora era su mamá la que lo llevaba al parque, comían algo rápido y convertía las gradas en la extensión de su oficina. Cuando ella no podía, el coach lo recogía en la escuela.

Él era un chico astuto, convenció a su mamá para una noche de películas. Cuando ella llegó el equipo entero estaba en su casa, hasta el coach estaba en la cocina. La mandaron a la mesa mientras ellos terminaban la cena.

Pasaron la noche entre palomitas, gaseosas y chocolate, y al final el plan se concretó. Su madre ahora no trabajaba tanto en las gradas, sino que saludaba y entablaba conversaciones con los otros padres y el coach.

A su graduación de cuarto año el padre no pudo asistir, pero entre la multitud tenía a dos personas que han estado para él. Ahora la vida no va tan rápido como antes, se disfruta más con el pie en el freno.

Si te gusta esta publicación, compártela. Si tienes preguntas, escríbeme o deja un comentario. Espero saber de ti…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Related Post

Lee, lee y lee. La lectura engrandecen tu vida. #mrdávila #memoriasdemedianoche #amoleer #unlibroalavez