Su sonrisa

sonrisa

Espero en el altar, ella camina por el pasillo. Su sonrisa se dibuja en su rostro al verme, esa sonrisa que me enamoro la primera vez que la vi.

Recuerdo que estaba en el parque, lanzaba ramas a mí cachorro cuando lo escuché jugueteando con una niña. Allí estaba una niña sentada en una sábana, jugando con sus muñecos y su juego de té.

Mi cachorro la lamia y ella lo sostenía de la carita mientras reía.

-¡Oliver aquí! – grité.

El cachorro volvió a mi lado y la niña me miro asustada. La comisura de sus labios se curvó en una sonrisa, la misma que después me percataría que tenía su madre.

Le devolví la sonrisa y saludé con la mano a la mujer casi petrificada a su lado. Con los ojos abiertos de par en par. La mirada que había llevado los últimos días de preparativos para la boda.

Esa tarde en el parque los cuatro la pasamos juntos, Oliver se enamoró de la niña y yo de ambas.

Ese fue el inicio de una nueva aventura, ya no pude separarme de ellas y dentro de unos minutos me convertiré en su padre. 

¿Te gusta?, compártela. ¿Tienes preguntas?, escríbeme o deja un comentario. Quiero saber de ti…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Related Post