Hablarlo me ayudaría

hablarlo

Hablarlo me ayudaría, el problema es con quien. Por desgracia con la única amiga que podría hacerlo es nada más y nada menos que su hermana. Y creo que se inclinaría en su favor. Además, todas mis cosas favoritas me lo recuerdan; las flores, el aire y la música. Esa música que antes me encantaba, ahora provocan que me acuerde con más detalle de esos ojos que me enloquecen. En absoluto, Adam permanece constantemente presente, no había nada que pudiera hacer. Inclusive mis libros no logran sacarlo de mi mente.

He pasado el verano castigada y estoy consciente de que me lo merecía, aunque haya empeorado el problema. Ya que la soledad no es la solución para resolver los problemas y mucho menos los del desamor. Algunas veces creo percibir su olor tan constante y consistente que hasta pienso que me estoy volviendo loca. Supongo que la vigilancia no cesara. Su compañía y nuestros ratos juntos, aunque fuera para mirarnos, me hacen falta.

“Quien dijo que negando lo que siento resolvería algo. Debo admitir que amarlo tanto me duele, duele mucho. No sabía que este sentimiento era tan poderoso y lo que he logrado es hacernos miserables a los dos. Aunque puedo tener la esperanza de que él se recupere y continué con su vida”. – esto lo decía para darme valor y ser fiel a la decisión de no buscarle, aunque la duda crecía cada día con el deseo de correr a su lado.

Hablarlo me ayudaría, pero con quién.

¿Te gusta?, compártela. ¿Tienes preguntas?, escríbeme o deja un comentario. Quiero saber de ti…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *