En el espejo, ¿qué ves?

espejo

El espejo, un rectángulo perfecto en la pared bordeado de un marco de bronce y hojas labradas con finos detalles decorando su entorno. Un destello tenue ilumina mi cuerpo en el espejo.

Puedo ver el reflejo de mi cuerpo desnudo. Mi silueta marca el contorno de mi cuerpo hasta las rodillas. Mis caderas, una característica que a más de uno le encanta, pero yo determino quien las deleitara con el tacto.

Mi silueta comienza a hacerse más fina cuando vas subiendo hacia mi ombligo. Moviéndose por el valle creado por mis pechos redondeados. ¿Cuántas veces habrán sido explorados y moldeados por manos que se creen expertas?

Mi cuello, una parte desprovista de protección donde las sensaciones explotan y todo tiene cabida. Unos labios carnosos que hacen tu imaginación volar antes de poderlos besar.

Esto no es solo lo que representa una mujer, tenemos el talento de construir un futuro con lo que se nos ofrece al nacer. Somos un torbellino de emociones, todo en veinte cuatro horas. No es que no seamos contantes más bien es que lidiamos con muchas cosas en un solo día.

Merecemos el mundo que deseas para ti, por que tanto tu como yo valemos en este mundo y tenemos las mismas exigencias.

¿Te gusta?, compártela. ¿Tienes preguntas?, escríbeme o deja un comentario. Quiero saber de ti…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *