¡Querido Diario!

diario

Diario, estoy escribiendo a la prisa. Ya es tarde y no puedo dormir, necesito contarte algo antes de irme a la cama.

¿No te imaginas lo que me paso hoy? Hoy Erika me estuvo molestando, esto no es nuevo lo sé. Te lo menciono constante mente, al igual que muchas de las cosas que te cuento.

Aunque hay algo que está cambiando. Recuerdas el profesor nuevo del que te conté, el que tiene un olor rico. Si, ese que me logra sacar de mis vacilaciones. Sigo soñando con él, todos los días, eso no debe ser bueno. Algo me está pasando.

Erika me estuvo molestando hoy y lo importante es la razón. Ella piensa que el profesor de literatura está enamorado de mí. Él, uff, él es amable y atento. Es un gran profesor.

Diario, es muy guapo. Tiene una mirada que hace que me olvide del mundo. Pero no creo que él se fije en mi como piensa Erika. Creo que eso es ilegal.

Esto es un secreto, no puedes decirle a nadie. Ni Erika ni Yaril y mucho menos María. Ancio llegar a su clase para verle, y nuestras reuniones en la biblioteca. Estoy loca, siento como si fuéramos amigos de hace tiempo y hay cosas que no debo decir, pero pierdo toda protección en su presencia.

Bueno, ya me voy. Intentare dormir, aunque sé que encuentro cierre los ojos lo veré a él y no sé si esto es bueno o malo, pero no quiero dejar de verlo.

¿Te gusta?, compártela. ¿Tienes preguntas?, escríbeme o deja un comentario. Quiero saber de ti…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Related Post