La cosecha, parte II

cultivo

Patty se dio un baño y se recostó, mientras Joe permanecía disfrutando de la noche en el bar. Cuando regreso al cuarto, Patty no estaba en su cama. Salió a buscarla, las calles estaban desoladas y cada uno de los locales cerrados.

Su amiga no desaparecería de esa manera, así que la busco. En cada una de las esquinas del pueblo, hasta que llegar al área de cultivo. La luz que emanaban las fogatas no le permitía ver hacia el interior, hasta que escucho un grito ahogado.

Corrió en dirección al grito, donde encontró a los encapuchados de la noche. Subió a un manzano para poder observar lo que sucedía en el centro. Cuando vio a Patty, completamente desnuda, amarada de sus extremidades sobre una piedra rectangular.

Los encapuchados cantaban y danzaban alrededor de ella, mientras que el fuego a su lado crepitaba. El líder de los encapuchados calentó la hoja de un cuchillo en el fuego, mientras los demás repetían: cosecha, fuego, sacrificio, cosecha, fuego, sacrificio.

Cuando el filoso cuchillo bajaba para ser enterrado en el pecho de la chica, Joe gritó. Lanzándose del árbol para ir por su amiga.

-¿Qué haces muchacho? -el dueño de la posada se había descubierto el rostro.

-¿Qué intentan hacer ustedes? -jadeando comento Joe, interponiéndose entre el cuchillo y Patty.

-Tu amiga será nuestro sacrifico, Pomona necesita vírgenes para su sacrifico anual y nosotros cultivos.

Joe miro a Patty, las lágrimas le bajaban por su rostro. Ella nunca lo había dejado solo.

-Si la liberan, yo puedo proveerles uno –el posadero asintió.

– ¡Yo soy virgen! –pronuncio Joe.

Cuando comenzaron a drenar la sangre de Joe su corazón aun latía. En el momento en que la última gota de sangre cayó al suelo, el terreno brillo por un momento. Luego comenzaron a retoñar plántulas del suelo, el nuevo cultivo estaba en proceso.

-¡Tú! -dijo el posadero a Patty-. Serás la próxima -pateándole la cara.

4 thoughts on “La cosecha, parte II”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Related Post