Ella

Ella, no esta Las gotas golpeaban sin cesar, el tintineo constante de la lluvia golpeando en cada objeto parecía una sinfónica. La mañana fría y con deseos de seguir en la cama, pero mi agenda estaba saturada para el día de hoy, pero con ella siempre en mi mente.  Para …