Amanecer abrupto

amanecer

Un ruido ensordecedor la despierta al amanecer, al bajar de la cama se percata que el piso de su lado ya no está. Así que sin demoras se corre al otro lado y halo a su esposo junto con ella. No hay manera de salir del dormitorio, y sus hijos están al otro lado del corredor.

Desesperados por salir, el hombre se abalanza contra la ventana. Lastimándose el hombro en el intento. Ella moleta coge su secadora de caballo y la arroja con todas sus fuerzas, la que se hace pedazos. No sin antes dejar una pequeña grieta en el cristal.

Se miran, acto seguido arrojan todo lo que encuentran en el almario. Agradeciendo haber ahorrado en las ventanas. Poco a poco se fue abriendo un orificio, pero los objetos para lanzar se agotan. Fue el turno de las gavetas, las que terminaron de abrir el agujero de la ventana lo suficiente para que ella pueda pasar y buscar ayuda.

Con dificultad y dejando un residuo de sangre a su paso, logra salir de la habitación. Comienza a correr, y grita por ayuda. Los vecinos siguen llegando, viéndola correr sin aliento en busca de sus hijos. Al doblar la esquina, se detiene de momento. La sorpresa le contorsiona el rostro y lleva sus manos a la boca, ahogo un grito de frustración.

Del cráter emana humo y polvo, todo ha sido succionado por la tierra. De su casa solo quedan los pocos metros que ocupaba con su esposo y de sus hijos no hay noticias.

Si te gusto este artículo, compártelo. Si tienes preguntas, escríbeme o deja un comentario. ¡Quiero saber de ti!

2 thoughts on “Amanecer abrupto”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Related Post