La mejor manera de escapar, parte III

sonido

Doy unos pasos hacia atrás y caigo, el sonido metálico chocando con madera me comunica que deje caer instrumentos de jardinería. Cuando el ruido cesa, otra puerta azota al ser cerrada y unas pisadas aceleradas se escuchan en el piso de arriba.

Comienzo a temblar y busco desesperadamente donde esconderme entre todos esos cachivaches. Apago la luz del celular justamente cuando la puerta del sótano se abre. Abrazo mis rodillas temiendo que me encuentren por el sonido de mi cuerpo al vibrar.

El sonido de los pasos bajando la escalera me aceleran el corazón y cuando está por llegar a donde estoy en cuclillas, una mano me toma del brazo y me zarandea. Brinco y levanto el rostro del susto.

̶¡Donna!  ̶mi madre me devuelve la mirada̶, te estaba llamando. Baja, la comida ya está lista.

Muevo la cabeza afirmativamente.

̶Bajare en un minuto   ̶aun respirando agitadamente.

Cierro el libro y lo pongo sobre la mesa de noche, acaricio su cubierta.

̶La aventura continuara a mi regreso   ̶y salgo para ir a cenar. Aun me quedan varios libros por leer.

Si te gusta esta publicación, compártela. Si tienes preguntas, escríbeme o deja un comentario. Espero saber de ti…

2 thoughts on “La mejor manera de escapar, parte III”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Related Post