Sol Candente

Sol Candente

Un sol candente comienza a colarse por los bordes de unas montañas desnudas, haciendo que su resplandor sea mayor. Aún con lo intenso de la temperatura cubro mi piel, el sol quema la vida que surge en este árido lugar.

La vida a cambiado mucho, los organismos que mi abuela conocía ya no existen. Ahora las características de sobrevivencia han cambiado, y somos menos sobre el planeta.

La mayoría de los habitantes son nocturnos, la intensidad del calor es menor y es más probable encontrar agua cuando las temperaturas son más bajas. La vegetación escasea excepto por unos bulbos que para obtenerlos hay que excavar por ellos. Hoy no existen los cementerios, nada se desperdicia, todos pasamos a ser materia de alimentación.

Cuando los milenios pasen y existan otras civilizaciones distintas a la nuestra y encuentren los restos de esta sociedad se darán cuanta que la extensión fue a causa nuestra. Talamos las costas para construir edificaciones que fueron tragadas por el agua. La comida del mar era alta en metales pesados y plásticos, y la de la tierra era más parecida a basura.

Los autos se acumularon cuando el petróleo desapareció y la materia para construir otro método de energía junto con ella. Las cuevas volvieron a ser nuestros hogares cuando los depredadores exigían comida. Las familias no se separaban, el calor corporal era necesario para vivir. Así que varias generaciones coexistían en un mismo lugar.

Volvimos a ser nómadas y a conocer el nuevo entorno que le provocamos al planeta. Quién sabe si algún día volvamos a poder vivir en cada continente como antes, hasta el momento solo podemos buscar la manera de seguir vivos.

Si te gusta esta publicación, compártela. Si tienes preguntas, escríbeme o deja un comentario. Espero saber de ti…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Related Post